1. Separados del área de producción.
2. Utilizados exclusivamente para Peróxidos orgánicos
3. Con cables eléctricos revestidos a prueba de explosión.
4. Libres de materiales comburentes.
5. Frescos y bien ventilados, minimizando la exposición solar con temperatura < a 25°C.
6. Claramente marcado con símbolos de "Prohibido Fumar"

Donde es posible, un edificio a prueba de fuego debería ser utilizado, equipado con sistemas de "sprinklers".
Guarde los Peróxidos solamente en los embalajes originales suministrados por el fabricante. Solamente retire del área de almacenamiento la cantidad mínima necesaria para la utilización. El pesaje debería ser permitido solamente fuera del área de almacenamiento.
No se debe permitir que se retornen Peróxidos a los embalajes originales debido a los riesgos de contaminación. Los embalajes deben mantenerse cerrados cuando no estén en uso.